¿Sabías que la limpieza y el mantenimiento preventivo puede ayudar a prolongar la vida útil de tus equipos de impresión y así reducir costos? Para ello es recomendable realizar limpiezas constantes. No te preocupes, nosotros te decimos como debes hacerlas. 


Descarga nuestro archivo para consultar nuestras recomendaciones de limpieza en todo momento.


Paso 1. Asegúrate de apagar tu equipo.

Paso 2. Retira las etiquetas y ribbon.



Paso 3. Con ayuda de alcohol isopropílico y un paño que no suelte pelusa limpia los rodillos.

Paso 4. Ubica el cabezal de impresión y limpia cuidadosamente con alcohol isopropílico y un paño que no suelte pelusas.



Paso 5. Pasa aire comprimido por todo el interior de la impresora para retirar el polvo, sobre todo a esas partes en las que no puedas acceder de otra manera.
Paso 6. Por último, limpia el equipo en general con el paño y el alcohol isopropílico.


Nota importante




Recuerda que además puedes realizar mantenimientos preventivos periódicamente que te ayudaran a reducir costos en un futuro, evitando el mal funcionamiento de tu equipo. Con RKL obtendrás el mejor soporte técnico, realizamos ajustes finos, calibración de medios, reconfiguración de parámetros y lo mejor es que, actualizamos fireware en caso de ser necesario. Solicita tu cotización ahora.